blog-post-img-4238

Pasito a pasito

Desde que nuestro bebé nace hasta que se convierte en una persona adulta, pasa por numerosas etapas en su desarrollo.

Como padres, es importante que conozcamos cómo se desarrollan nuestros hij@s y así acompañarles en su gran viaje. Es lo que conocemos como el desarrollo psicomotor. Es un proceso continuo, acumulativo, progesivo, holístico, secuencial y único en el tiempo de cada niño.

En este artículo explicaremos como son sus 2 primeros años de vida y qué podemos ofrecer cómo padres para mejorar su desarrollo.

En los dos primeros años de vida, nuestro bebé se relaciona con el mundo exterior a través de sus sentidos y de sus movimientos. Es lo que se conoce como el periodo sensoriomotriz. Durante esta etapa, vuestro hijo aprenderá y se desarrollará utilizando sus cinco sentidos y su capacidad de movimiento.

Como padres es importante que sepamos que nuestro objetivo estos dos primeros años es que llegue a la etapa preescolar con unos vínculos afectivos sólidos, con unos hábitos de alimentación, descanso, aseo correctos y adecuados a la edad y con unas normas de educación claras.

Durante los primeros meses (0-3 meses), tiene los reflejos muy presentes, lo que le limita los movimientos voluntarios y es a través de sus instintos primarios ( succionar, prensión, sonrisa ) que inicia su desarrollo psicomotor. Es a través de ellos que favorecen la relación afectiva con su madre o cuidador principal y por lo tanto debemos acudir a su llamada pues como ser social que es, necesita el contacto para vivir.

Pasados los primeros meses, empieza a reconocer su cuerpo, moviendo sus manitas, levantando los pies, intentando coger cositas que estén a su alcance. Es a partir de los 6 meses que su visión se amplia al ser capaz de sentarse, su interés por el mundo exterior se hace más evidente aunque su principal referencia sigue siendo su madre. Para favorecer que vuestro hijo se siente, debe primero sostener bien la cabeza y eso se consigue colocándolo cuando esté despierto boca abajo, siempre con supervisión de los padres. Una vez consigue la sedestación ( estar sentado), debemos favorecer el gateo, jugando con él o ella a coger cositas cuando esté tumbado boca abajo.

Con 8 meses suelen iniciar el gateo y el volteo, primero arrastrándose y luego gateando y con esto llega una nueva etapa “ puedo moverme sólo”. También a esta edad aparece una crisis emocional debida a la toma de conciencia de permanencia de un objeto (hasta ahora, si un objeto desaparecía de su vista, dejaba de existir). Esto suele motivar desconfianza a extraños y despertares frecuentes por la noche comprobando que sus padres siguen allí. Es con esta edad (8-9 meses ) cuando pueden aparecer también problemas con alimentación. Suelen deberse a que quieren alimentarse solitos, cogiendo las cositas y debemos favorecerlo pues forma parte de su desarrollo.

A los 12 meses, inician la deambulación aunque muchos no la consiguen hasta los 15-18 meses ( estando considerado como normal), pueden alejarse de la madre o del padre pero siempre los tienen como referencia. Dedican tanto tiempo en el caminar que puede interferir en la alimentación y en el sueño. Una vez consiguen su objetivo, mejoran los problemas con la comida y con el descanso. Siguen necesitando de nuestra atención y cariño. Se inician en el lenguaje con sus primeras palabras que tanto esperamos ( mamá, papá, agua). Y además, ¡les gusta mucho hacer pequeños recaditos pues se sienten felices de vernos felices!

A los 18 meses nos toca poner nombre a las emociones que están expresando y sintiendo, es un camino que durará años pero es importante que les eduquemos para que sean adultos emocionalmente sanos antes de los 2 años. Empiezan las rabietas, sobretodo cuando algo no les sale como esperarían. Nosotros podemos ayudarles explicando cómo se hace y sobretodo abrazándoles y prestándoles atención. Suele aparecer el juego simbólico o imaginativo, fundamental para su desarrollo cognitivo y nosotros como padres debemos favorecerlo. Les encanta escucharnos y observarnos pues aprenden imitando así que no olvidéis nunca que sois el espejo donde se miran vuestros hijos, motivo suficiente para hacerlo cada día mejor.

A esta edad os pueden surgir dudas sobre si lo estáis malcriando o no. Con cariño, atención y unos límites claros, flexibles y adecuados a la edad nunca malcriareis a vuestros hijos. Necesitan amor y cariño pues les hace sentir seguros pero también necesitan saber qué pueden hacer y qué no pues eso les sirve de referencia para poder aprender.

Con dos añitos vuestros hijos tiene un desarrollo motor importante que les permite saltar, correr, trepar y a nivel cognitivo dejan atrás su etapa de lactantes para convertirse en niños capaces de entender lo que pasa a su alrededor y capaces de comunicarse verbalmente a través del lenguaje. Quizás el hito mas importante que consiguen con dos años es el desarrollo del lenguaje, por lo tanto, hemos de favorecerlo a través de lecturas y comunicación continua con nuestros hijos.

Todavía no tiene el concepto de autoestima pero si les afecta cuando hacen algo mal así que debemos tener muy en cuenta cómo los alabamos cuando realizan las cositas bien y no menospreciarlos cuando no les sale tan bien. Con dos añitos nos pedirán más autonomía y debemos ayudarles a conseguirla, ¿cómo?, enseñándole a ir al baño, a comer solito, a vestirse solito.

Es una edad de frustraciones, del no, del aquí y ahora y cómo padres debemos asumirla cómo una forma de crecer sin dejar por supuesto de establecer unos límites en su educación. Recordar que con cariño, atención, una dosis de disciplina y una visión positiva de la vida, conseguiremos lo que todo padre y madre quiere, hijos felices y sanos tanto física como emocionalmente.

Bueno familias, hasta aquí los dos primeros añitos… ¡disfrutadlos al máximo, que pasan muy rápido!

 

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Macu Moreo

Madre y médico infantil con experiencia en educación para la salud en los colegios y en el manejo de la obesidad infantil. Creadora del Grupo Padres y Madres de Mallorca. Actualmente forma parte de una Escuela de padres junto con una pedagoga y una coach, y de la que próximamente os facilitaremos más información.

Compartir

4 comentarios

Dejar un comentario

Reglas del Magazine de Babytendence
No publiques publicidad, contenido inapropiado, u opiniones ofensivas. Etiquetas Html de formato para tus respuestas está permitido. Recuerda que las respuestas pasan además por un filtro de spam, y al publicar un comentario aceptas nuestra política de privacidad y condiciones de uso.

¡Feliz viernes! Hoy tenemos novedades en nuestro catálogo permanente, ¡los nuevos productos de puericultura y... fb.me/6zuhu359H

About 4 months ago from Babytendence's Twitter via Facebook